facebook twitter youtube linkedin blogger

Tel. 52 50 57 48
 contacto@dulcealmazan.com
General Mariano Escobedo No. 491, Polanco, México

btn paynowCC LG2

corazon roto

¿Sientes que diste lo mejor de ti?, ¿Aún tienes roto el corazón dejándote una tristeza profunda?

Conozco ese dolor… pero lo mejor de todo, es que también conozco como curarlo. Quien no supo valorarte o apreciar tu entrega merece que tú seas muy feliz porque tu conciencia está tranquila, tú lo diste todo.

 Estoy segura que ambos dieron lo mejor que pudieron pero no siempre es como nosotros queremos, sin embargo eso nos deja con una sensación de vacío, de dolor, de tristeza.

Ahora te doy unos tips para sanar ese corazón roto:

Paso 1 para sanar: “Entendimiento”

Primero requieres obtener respuestas, saber porqué atravesaste esta situación, ¿Porqué continuaste en esta relación? o ¿Porqué nunca pudiste ser tu quien la rompiera?, por lo que te doy algunas respuestas, esperando la encuentres.

  • Muchas veces nos mantenemos apegados a una relación insana por motivos de codependencia, de no haber aprendido a disfrutar nuestra propia compañía.
  • Se paga un precio muy alto por no estar solos. Mucha gente teme a la soledad y aplica la de “mas vale malo por conocido que bueno por conocer”.
  • La gente te falla cuando no has aprendido a amarte y a ser fiel a ti mism@, ya que te provoca compensar al otro constantemente aún cuando no hay reciprocidad.
  • También ocurre que te enamoras de la gente que te pone atención, ni siquiera te cuestionas si realmente es tu deseo estar con esa persona, ya que al tener una imagen pobre de ti y notar que para alguien eres especial llegas a creer que esta persona si podrá valorarte.
  • En tu deseo de sentir el enamoramiento, le pones cualidades a la persona que realmente no tiene o sobredimensionas sus acciones.
  •  Que alguien sea buena persona, atento, te ponga atención, pase tiempo contigo, es algo que debería parecerte NORMAL, no único ni especial. 

Paso 2 para sanar: “Soltar el apego a esa situación o persona”

  • Define lo que tu quieres, con qué tipo de relación serías feliz y si la relación que estás viviendo no coincide, DATE CUENTA y ACÉPTALO. 
  • Una vez que aceptas que deseas otro tipo de relación, reconoce cuál sería tu miedo principal que te impediría dejar la relación.
  • Apóyate de un profesional para que te ayude a dar el paso lo más fácil y armoniosamente posible.
  • Deja atrás el pasado, mantenerte pensando constantemente en las  escenas de amor o dolor solo seguirá destruyéndote.
  • No te imagines conductas que no ocurrirán, evita fantasear con que vuelve por ti y viven felices para siempre. RECUERDA SIEMPRE QUE “UNA MALA RELACIÓN SE MANTIENE POR LO QUE NUNCA FUE Y TE GUSTARÍA QUE HUBIERA SIDO O POR LO QUE FUE PERO YA NO EXISTE.

Paso 3 para sanar: “Perdonar”

  • Agradece por los momentos felices, aunque parezcan 2 pequeños momentos o millones de ellos, siéntete feliz por lo ocurrido.
  • Descubre que aprendiste de la relación, para seguir la fórmula o nunca repetirla.
  • Deséate lo mejor y deséale lo mejor a esa persona. Si te mantienes en el rencor quien sigue teniendo pensamientos negativos eres tu y quien sigue llenando su vida de odio eres tu. Perdonar te libera a ti.
  • Haz una lista por 10 días con lo que agradeces a esa persona por el tiempo compartido, evitando engancharte, ya por eso tienes muy claro el paso 1, haber entendido porqué salir de esa relación era lo mejor. Y al finalizar esos 10 días lee todo lo que escribiste, agradece en tu interior a esa persona y quema las hojas permitiéndote ser libre para seguir adelante con tu vida.
  • No culpes a la persona por lo sucedido, ya que tu enfoque seguirá puesto en él o en ella, de alguna manera tuviste una parte de participación en la situación, se que esta es la parte donde puedes decir “¿yo? Pero siempre di lo mejor” o “no! Él o ella tiene la culpa”, pero si echas a volar tu memoria te darás cuenta que en el fondo de ti sí sabias de las conductas de esa persona pero momentáneamente las olvidaste por razones de mayor peso.
  • Perdónate a ti, haber experimentado o estar sintiendo este dolor es algo a lo que tu mism@ te has llevado, así que perdónate por esta experiencia, estabas en crecimiento y desconocías que sería así.
  • Se compasiv@ contigo y con la situación, aunque haya que dejar claridad en la relación no significa que tenga que ser a patadas y a gritos.
  • Reconoce que es la misma persona que amas o amaste y que si comenzaste tratando bien no hay porque terminar mal. Mi mejor consejo es que terminen la relación por completo, es decir, sin hablar mas de ustedes. En caso de que haya algo que los una, hablen de esa situación pero ya no del amor o desamor que existió, de lo contrario solamente abrirán la herida y no dejarán que sane.

Paso 4 para sanar: “Enfócate en el presente”

  • Ahora comienza a ver tu nuevo presente contigo a tu lado, siendo tu mejor amig@, estando para apoyarte y darte consuelo.
  • Piensa qué es lo que disfrutabas hacer y habías dejado de lado.
  • Concéntrate en todo lo positivo de estar sin esa persona y haber elegido poner en primer lugar tu felicidad.
  • Si ya has tomado la decisión no cometas el error de no llevarte a la acción, no importa si has tardado algún tiempo, ese tiempo era necesario para reflexionar bien las cosas.
  • Enfócate en pensar en tus sueños, nunca es demasiado temprano ni demasiado tarde.
  • Jamás te victimices, de lo contario te haces ver a ti mism@ como si no tuvieras el poder de tu vida en tus manos.

Recuerda:

Es de tu vida de la que estamos hablando, no te victimices para que jamás pierdas tu poder!

Soy Dulce Almazán, tu coach de inspiración... hasta la próxima!